Identifican trozo metálico del avión de Amelia Earhart, la primera aviadora en cruzar el Atlántico

¡Ahora si! Se ha identificado con un alto grado de certeza un trozo de metal encontrado en una isla del pacífico como fragmento del fuselaje del avión de Amelia Earhart. Esta sería la primera pieza tangible que se halla desde su desaparición, el 2 de Julio de 1937, en lo que Earhart hacía un intento de establecer un récord de vuelo dándole la vuelta al mundo por vías de un trayecto ecuatorial.

El trozo se recuperó en 1991 en Nikumaroro, un atolón deshabitado y parte de la república de Kiribati en el pacífico suroccidental y según los investigadores del TIGHAR -el grupo internacional para recuperaciones históricas de aviación-, esta lámina de aluminio es en su máxima probabilidad un parche metálico que le fue instalado al Lockheed Electra de Earhart durante su cuarta parada en Miami durante su intento de circunnavegar el globo.

Trozo del fuselaje del avión de Amelia Earhart

Lo que delató el trozo como perteneciente al aeroplano de Earhart fue la combinación de dimensión, proporción y materiales usados para los remaches, teniendo en cuenta que esta pieza es un sustituto que se instaló sobre una ventana de navegación y llevó trabajo manual discernible.

Siendo esta la primera vez que se encuentra un artefacto relacionado con la desaparición de Earhart, se planea iniciar más investigaciones en Nikumaroro, queriendo comprobar la teoría donde Earhart no cayó en el pacífico abierto sino que posiblemente intentó aterrizar sobre el filón coralino plano de Nikumaroro. La investigación por supuesto se enfoca en buscar los restos de Amelia Earhart misma.

Amelia destacó por su atrevimiento y su visión Amelia destacó por su atrevimiento y su visión

Esta nueva pista trae un largo historial de investigación. En previas expediciones arqueológicas a Nikumaroro, equipos de investigación descubrieron una serie de artefactos que proporcionan fuertes evidencias de la presencia de naufragio. Por otra parte, se encontró una “anomalía” por medio de un análisis por Sonar que podría ser los restos de la aeronave de Amelia Earhart.

El objeto “anomalía” descansa a una profundidad de 600 metros en la base de un acantilado cerca de la costa donde, según TIGHAR, el Electra cayó en el océano. Un análisis por expertos en datos con sonda y sonar, reveló la anomalía de ser el tamaño y la forma del fuselaje de la aeronave de Earhart.

Una anomalía en el sonar, ¿Es el avión de Amelia Earhart?

En junio del 2015, TIGHAR volverá a Nikumaroro con apoyo de buzos y submarinos de operación remota y con el apoyo del buque Nai’a. Durante la expedición de 24 días, los buzos esperan toparse con otros restos a menor profundidad y mantendrán un equipo de búsqueda en tierra quienes intentarán identificar objetos detectados en las fotografías históricas de Earhart, que potencialmente se habrán usado en un campamento de supervivencia.

Amelia Earhart pasó a la historia por ser la primera mujer en cruzar el océano Atlántico en una avioneta, primero como parte de una tripulación en 1928 y cuatro años más tarde en solitario, repitiendo la hazaña que únicamente había logrado Charles Lindbergh. También entró en 1925 a formar parte de la Asociación Aeronáutica Nacional de los Estados Unidos y desde este organismo promover la participación de las mujeres en la aviación. También estuvo afiliada al Partido Nacional de la Mujer.

Para entender la complejidad de su vuelo, abajo está en un mapa la posición de la isla de Nikumaroro. Quita zoom y busca el país más cercano para comprender la enorme distancia a la que se enfrentó.